Tipos de músculos del caballo

Todo ser viviente necesita de músculos para tener la capacidad de movilizarse, en los caballos es igual. Al tratarse de un animal enorme, hay que considerar ciertos aspectos.

Como es lógico, los músculos son los tejidos que le permiten al caballo tener la capacidad de moverse. Estos pueden ser contraídos por el animal voluntariamente (no todos). Partiendo de un orden general, comenzamos desde el cerebro o la médula espinal. Los tejidos se forman por heces musculares el cual logran mantenerse unidos por medio del tejido conectivo. Las heces musculares tienen muchas fibras musculares que tienen semana con hilos el cual, una vez unidos, crean un músculo.

La fibra muscular del caballo

Tipos de músculos

La fibra muscular como tal, tiene un axón de la célula nerviosa motora que se encarga de dirigir los impulsos hasta concretar las uniones neuromusculares en la fibra muscular. Al momento de tener que mover el músculo, como dije al comienzo, lo hace partiendo del cerebro o la médula espinal. El proceso parte de un impulso por medio del axón de la neurona especializada motora, hasta lograr la unión neuromuscular. De esta manera, se logra liberar una sustancia o líquido químico en su fibra muscular haciendo que se contraiga finalmente.

En el instante que el músculo sufre de contracción, se termina por engrosar y se acorta haciendo que los dos extremos sean tirados e insertados en el hueso con ayuda de los tendones, aproximándose entre ellos. Luego de que ha terminado la etapa de contracción, el músculo entra en una etapa de relajación. Pero, en caso de que dichos impulsos se tornen más rápidos y de alguna forma el músculo no posea el tiempo necesario para relajarse, permanecerá contraído sin ningún tipo de interrupción hasta que los impulsos se detengan. Anexando información, existen tres tipos de tejido muscular: músculo cardíaco, músculo estriado y músculo liso.

En cuanto a los músculos estriados, estos se conocen también como músculos voluntarios porque se mueven a voluntad. Los lisos, se llaman ocasionalmente “involuntarios” y no son movidos por el caballo de una forma consciente (como sucede con el peristaltismo intestinal en donde la fuerza de contracción es movida por la comida que hay en el intestino). Finalmente, el músculo cardíaco es un músculo estriado, sin embargo, involuntario haciendo que se salga de dicha clasificación. Para poder hacer las diferencias en el tejido muscular liso del estriado, en éste se miran unos anillos que en el liso no existen.

Te recomendamos leer los siguientes artículos: 

Leave a Reply

*