Heno para caballos: ¿cuál es el mejor, el más nutritivo y por qué?

La alimentación de los caballos debe ser considerada como una destreza o arte más que un trabajo, una tarea o una técnica. Hay que ser muy instintivo para entender qué le conviene al caballo y qué no. En el mercado podrás tropezarte con una gran variedad de heno para caballos, pero ¿cómo saber cuál es el mejor, el más nutritivo? ¿por qué escoger uno u otro?

En este artículo te daremos respuesta a estas interrogantes y te ayudaremos a que tomes las decisiones correctas con respecto a la alimentación de tus caballos y que, además, disfrutes del proceso.

Forraje: su alimentación primordial

Los caballos son herbívoros; para su correcta alimentación necesitan grandes cantidades de agua y buen pasto. Esta sería su alimentación básica; sin embargo, necesitarán nutrientes y compuestos alimenticios que contribuyan a fortificar sus músculos y articulaciones. Las grandes velocidades que puede lograr un caballo al desplazarse suponen mayor esfuerzo en sus ligamentos y extremidades, así que debes asegurarte de que dichos suplementos estén presentes en sus comidas diarias.

Forraje

Forraje

El costo anual del heno para mantener un caballo puede ser un poco exorbitante; si cuentas con una extensión de tierra adecuada para producir tus propios pastizales asegúrate de que estos reciban buenas cantidades de agua, así como también de que sean fertilizados y fumigados correctamente para evitar plagas y parásitos.

Añade nutrientes a las tierras para que puedan contener las sales y suplementos que tus caballos requieren. El mejor pasto que puedas brindar a tus animales es aquel que luzca fresco y posea un color verde muy brillante, además de su olor característico.

Variedades de heno para caballos

Existe una gran diversidad de heno para caballos, como de avena, alfalfa, paja, cereales y otros tipos de forrajes, pero hay, por ejemplo, caballos que no deberían consumir mucha alfalfa porque son de paseos tranquilos y para el descanso; otros, que realizan entrenamientos fuertes o tareas pesadas, necesitan más grano o cereal en su dieta. Entonces, según la actividad de éstos podrás decidir qué tipo de heno vas a comprar.

Variedades de heno

Variedades de heno

Heno de gramíneas

Está compuesto por una mezcla de hierbas, que algunas veces incluye tréboles, avena, trigo y cebada; lleva ciclos de siembra de 1 a 2 años; posee un olor suave y es de color marrón con tonos verdes empalidecidos. Dentro de esta variedad o mezcla, puedes encontrar el heno fermentado, el cual se corta y se empaca al vacío, además se deja secar a unos 30° C  para mantener sus nutrientes activos. Se utiliza, generalmente,  para tratar las alergias presentes en los caballos.

Gramíneas

Gramíneas

El heno de campo o pradera es producto de pastos permanentes, que nacen por sí solos y su valor nutritivo dependerá del tipo de suelo donde creció, su contenido de agua, los nutrientes y su clima.

Paja

Es utilizada para que el caballo pueda sentirse satisfecho, pero se sabe que no aporta muchos nutrientes a  éstos. No se recomienda utilizarla para caballos lozanos porque puede producir cólicos y problemas intestinales.

Paja

Paja

Pulpa de remolacha y trigo

Ambos aportarán mucha fibra a la dieta de los caballos; tienen la propiedad de almacenar grandes cantidades de agua, lo que traerá una buena respuesta intestinal en el animal.  Asegúrate de que la pulpa esté fresca y el trigo esté bien macerado.

Trigo

Trigo

Alfalfa

La alfalfa es un alimento indispensable en la dieta de los caballos destinados a las carreras; muchos la usan para sustituir el heno debido a su alto aporte nutritivo y proteico. Es rica en vitaminas del grupo A, D y E. Si decides incluir este alimento en la comida de tus caballos, debes supervisar que ellos asimilen correctamente las proteínas, examinando regularmente su orina.

Alfalfa

Alfalfa

Heno de avena

Uno de los forrajes más comunes; es muy bueno en cuanto a la digestión, pero contiene menos vitaminas y proteínas que la alfalfa. No debe suministrarse como único alimento, sino debe ir acompañado de suplementos de calcio y vitaminas. Trata de no aplicarlo durante la época de gestación de la yegua, en las crías recién nacidas o en los caballos con problemas de crecimiento.

Heno de avena

Heno de avena

Una vez que consideres esta información debes recordar que el sistema digestivo de tus caballos funcionará correctamente si escoges la alimentación adecuada según las etapas de desarrollo y crecimiento que estos atraviesen. La alimentación será la clave para prevenir enfermedades y ayudarles a mejorar su rendimiento.

Saber cuál es el heno para caballos más adecuado y nutritivo ya no será un problema para ti. Ahora, sólo debes mirar el mercado y conseguir heno de calidad con precios adecuados y observar con dedicación cómo reaccionan tus caballos para que confirmes que vas por el camino correcto. ¡Disfruta de este proceso y cuida de tus caballos como si fueran parte de ti!

Te recomendamos leer los siguientes artículos: 

Leave a Reply

*