Aprende todo sobre la Doma de Caballos

Tener un caballo y domar un caballo, realmente son dos cosas completamente diferentes. La doma de caballos es una disciplina que requiere tiempo y constancia para lograr el objetivo deseado. Por eso, queremos explicar algunas de las técnicas más útiles para quienes desean realizar la doma de caballos.

Doma de caballos – Preparación del domador

Gana la confianza del caballo

Para realizar la doma de caballos adecuadamente debes empezar por ganarte su confianza. Esto implica, dedicar tiempo todos los días a tu caballo para estar cerca de él, acariciarlo, y lograr un vínculo entre ambos. Es importante recordar que por ser animales de presa, se pueden asustar con facilidad, por lo que primero se necesita que se adapte a las personas.

Doma de caballos - Gana la confianza del caballo

Doma de caballos – Gana la confianza del caballo

Presta atención a tu propia seguridad

Ya que los caballos son animales fuertes, necesitas cuidarte de algún daño que pudiera causarte. Siempre trata de ubicarte en un lugar donde pueda verte y en caso de que debas moverte a un sitio donde no te vea, puedes colocar tu mano sobre el lomo para que sepa dónde te encuentras y hacia donde te diriges.

Trabaja paso por paso

La tarea de domar un caballo es un proceso lento. Antes de pasar al siguiente paso, debes asegurarte que haya aprendido correctamente el anterior. No todos los pasos los asimilará igual. Algunos serán más sencillos que otros. Termina cada lección con éxito, aún si te toma más tiempo del esperado.

No te enojes con el caballo

Nunca le grites, ni lo golpees, ni lances cosas, o llegues a actuar de manera agresiva. Corrígelo de manera tranquila sin agresión. Esto te permitirá mantener la confianza que has ganado.

Premia al caballo

Darle un bocadillo o acariciarlo es una manera de reconocer que lo ha hecho bien. Ahora bien, también puedes utilizar un refuerzo negativo, como por ejemplo, un golpecito con el dedo si no lo asustas de esa manera.

Premia al caballo

Premia al caballo

Entrenamiento para colocar el cabestro

Acostumbra al caballo a tus manos

Puedes hacerlo colocándola cerca de la cabeza, las orejas y el cuello del caballo. Debes hacerlo lentamente, ya que un estiramiento rápido puede ser malinterpretado por el caballo. Y elógialo verbalmente por cada ocasión que veas una mejoría.

Acostumbra al caballo al cabestro

Permite que el vea y olfatee el cabestro en tus manos. Por algunos días, solo deja que él lo observe mientras lo colocas cerca, hasta que comprenda que no es un peligro. Para este paso debes tener mucha paciencia; quizás te tome varios intentos, ya que al principio no lo debes abrochar.

Muéstrale la brida

Mientras le muestra el cabestro también hazlo con la brida. Pásala por su cara suavemente intentando también que abra la boca y la muerda. Pero, ten cuidado con este procedimiento.

Colocar la embocadura

Debes lograr que se acostumbre también a la embocadura. Para comenzar, debes llevarla poco a poco a la boca y dejarla durante unos pocos minutos. Poco a poco la irás dejando por más tiempo. Puedes valerte de una capa de melaza mientras intentas introducirla en la boca, para que resulte más atrayente.

Las piezas de las orejas

Este es el paso siguiente a que logres que la embocadura se encuentre en su boca y el caballo no la resista. Gradualmente lleva hacia arriba para el ajuste de las correas.

Doma para el cabestro

Doma para el cabestro

Entrénalo para trabajar con el ramal

Cómo trabajar con el ramal

El ramal te sirve para guiar al caballo. Para usarlo adecuadamente, no debes seleccionar círculos muy pequeños para evitar daños en el caballo. Y no extiendas cada ejercicio por más de 10 minutos en una misma dirección.

Entrénalo desde el suelo

Para ganar confianza antes de montarlo, puedes entrenarlo desde el suelo colocando un ramal al cabestro del caballo.

Coloca el ramal en la boca del caballo

Para hacerlo, puedes mover tu cuerpo hacia el caballo, logrando que el ramal tenga contacto firme. Esto permite que el caballo acepte el contacto y camine en círculos.

Utiliza el ramal

El objetivo es afianzar tu liderazgo, dedicando una hora diaria y trabajando en un área pequeña. Debes guiarlo con el lenguaje corporal hasta conseguir que aumente en intensidad y velocidad, mientras atiende tus señales.

Cómo lograr que siga tus órdenes

En la medida que el caballo se mueve en círculos, enséñale comandos de voz. Las primeras instrucciones que debe aprender son “alto” y “camina”. Puedes utilizar “so” en vez de “alto”. Luego puedes introducir otros comandos.

El respeto de tu espacio

Es probable que el caballo quiera darte alguna señal de que es él quien manda. Si lo hace, debes ejercer presión sobre sus costillas, unos 30cms del hombro. Él se moverá y te dejará tu espacio.

Liderazgo

Liderazgo

Entrenamiento para montarlo

Cómo prepararlo para que lo montes

Como el caballo no está acostumbrado a verte a una altura mayor a la de sus ojos, puedes realizar la doma de caballos llevándolo cerca del poste de una cerca y subirte al poste para que te observe a una altura por encima de su cabeza.

Peso en el lomo del caballo

Es recomendable que busques un jinete con experiencia para ayudarte con el peso adecuado que debe llevar sobre la espalda. El jinete puede subirse sobre la montura con cuidado para no asustarlo. Luego, recompensa al caballo, quizás con una caricia.

Subirse al lomo del caballo

Para subirse al caballo debe ser suave y lentamente. El jinete debe colocar el pie izquierdo sobre el estribo y balancear la pierna derecha sobre el lomo, cuidando de no patear al caballo. Colocará su pie derecho en el estribo derecho y debe mantenerse tranquilo.

Que el caballo avance de forma lenta

Ahora, has que el caballo empiece a caminar lentamente y ve alejándote de él. El jinete entonces debe comenzar contacto con la boca del caballo sin asustarlo. Y puede ir ordenándole utilizando un comando verbal y hasta un suave apretón.

Intenta montarte

Luego que el jinete experimentado lo haya montado, es tu turno. Puede ser peligroso, por eso, debes estar en compañía de un experto. Súbete con cuidado para no asustarlo. Has que de unos cuantos pasos. Quizás te tome un tiempo que el caballo asimile el proceso.

Te recomendamos leer los siguiente artículos:

Leave a Reply

*