Cría de caballos: más que una actividad comercial

La mayoría de las personas sienten un amor especial por los caballos, pero ¿qué tanto saben de ellos? ¿conocen la cría de caballos y su domesticación? Desde niños, muchos soñamos con acariciar o montar a caballo, es algo que resulta fascinante a corta edad, pero ya de adultos como que no sabemos mucho de estos increíbles mamíferos.

Los amantes de los caballos conforman una variedad de personas distintas, con un mismo sentir: la atracción por estos équidos. Están los que ven en ellos una especie de “colección” para sus haciendas, otros los ven como un negocio tradicional, otros tantos practican equitación y hacen de ellos su herramienta de trabajo, y otros son simples amateurs acariciando la idea de iniciarse en la cría de caballos como una estrategia emprendedora, lucrativa y atrayente en estos tiempos.

Sea cual sea tu posición, si te interesa conocer un poco más sobre la cría de caballos, este artículo te va a fascinar y te introducirá a un mundo distinto, pero cautivador, que al final puede resultarte muy emotivo.

Un équido muy antiguo y domesticado

Los caballos son, quizás, los équidos más hermosos y diversos de este grupo de mamíferos. La historia tiene registro de ellos desde hace unos 3600 años a.C., así que merecen respeto por haber sido partícipes de las batallas más intensas y conmovedoras de la historia de la humanidad. ¿Suena un tanto dramático, verdad?, pero es la verdad.

Hoy en día se dice que el perro es el amigo más fiel del hombre, pero si regresáramos siglos atrás, probablemente serían los caballos los fieles acompañantes y ayudantes del hombre.

Caballo y potrillo

Caballo y potrillo

Ahora bien, debes saber que se caracterizan por poseer una anatomía única, consistente de grandes extremidades, las cuales culminan, en su parte inferior en una gran pezuña o casco. Este casco funge como apoyo y le brinda equilibrio. Su alargado y arqueado cuello les hace lucir imponentes y regios. Los caballos no son carnívoros; su dieta está basada sólo en hierbas y agua. El prolongado hocico que poseen está adaptado para que puedan respirar mientras se desplazan a gran velocidad. Su piel es un poco fina, pero recubierta de pelo. La belleza de los caballos se destaca en esas largas y peludas colas que exhiben, así como en el pelaje largo de su ‘melena’ o crines.

Para criarlos, deben nacer

Los cuidados que necesitas brindarle deben iniciar al cumplir su primer año; en esta etapa, de pubertad, ellos podrían reproducirse, pero aún no han alcanzado la madurez reproductiva. La alcanzarán cuando tengan 4 años.

¡Paren una única cría! Y su gestación durará unos 11 meses, en general. Consumado el nacimiento, es normal que la nueva cría tenga un peso que oscila entre 40 y 50 kg. Los potrillos se amamantan durante los primeros 8 meses, y en algunas ocasiones sólo durante 6 meses.

Potrillo

Potrillo

El tiempo de parto es corto, puede durar sólo unos 15 minutos. ¡Parece un tiempo récord para un animal tan grande! Los términos adecuados en cuanto a su género muchas veces son confundidos por las personas: así que recuerda, como yegua se le conoce a la hembra del caballo; a sus crías se le llama potrillos y potros (si son machos) o potrancas y potras (si son hembras).

Ganadería equina

Se cree que la domesticación y crianza del Equus ferus caballus, como se le conoce científicamente,  se inició en Kazajistán en el III Milenio a.C. Hoy en día, muchos crían caballos para exhibición o comercio y logran adquirir las mejores razas de estos; las más caras y exóticas.

Para la cría de caballos, así como también para su domesticación es necesario construir caballerizas donde ellos puedan moverse con libertad.  Debes considerar que la temporada más adecuada para su reproducción es cuando éstos perciben mayor luz o claridad, pues la luz permite la estimulación de sus receptores cerebrales, promoviendo la producción de las hormonas sexuales.

Ganadería equina

Ganadería equina

Considera que las instalaciones donde los tengas sean adecuadas y estén acondicionadas para sus distintas etapas de crecimiento. Aliméntalos con abundante pasto o heno y combina su dieta con algunos concentrados vitamínicos que les aporten minerales para fortificar sus músculos, articulaciones y tendones. Asegúrate de que tengan abundante agua diariamente.

Para alargar su tiempo de vida, debes cuidar sus patas; esto podrá llevarlos a que puedan vivir hasta unos 30 años, pues son las partes más vitales y activas de estos animales. Recuerda buscar ayuda de un veterinario para mantener un control de salud adecuado para tus caballos.

Si vas a dar el paso, y decidiste comprar caballos, no dejes a un lado la información que te hemos presentado aquí. La cría de caballos es un proceso que encierra tiempo y dedicación. Se ha comprobado que éstos son capaces de reconocer y considerar el ‘nexo’ emocional de sus amos con ellos. ¡Mientras más familiarizado estés con ellos,  más factible será el proceso de crianza y cuidado!

Te recomendamos leer los siguientes artículos: 

Leave a Reply

*