Como hacer una cabezada de cuerda

 

A pesar de que no parezca, una cabezada de cuerda es muy importante e indispensable como para que se recomiende saber cómo hacer una cabezada de cuerda; por eso aquí te lo mostraremos.

Es bueno que lo aprendas ya que de ello depende que logres controlar muy bien a tu caballo, por eso debes seguir paso a paso los puntos que te mencionaremos para que puedas lograr hacer una buena cabezada de cuerda.

 

Como hacer una cabezada de cuerda

Como hacer una cabezada de cuerda

 

 

El objetivo principal al enseñarte esta valiosa técnica es que puedas llevar a tu animal, en este caso a tu caballo, a prácticamente cualquier lugar que quieras sin tener ningún tipo de complicación.

 

Técnica de las cabezadas de cuerda

 

Las diversas técnicas de hacer una cabezada de cuerda y todos los demás trabajos realizados con una cuerda como material principal se le llaman cabuyería, el cual forma parte de la técnica llamada cordelería.

Hace un tiempo atrás era muy común que los campesinos o la gente que montaba a caballo se hicieran las cabezadas de cuerdas ellos mismos durante su tiempo libre. Los niños veían este trabajo e iban aprendiendo a realizarlo.

Hay muchas técnicas y modelos variados de cabezadas de cuerda; unas requieren de mucho trabajo y son refinadas, mientras que otras son más toscas y no tan elaboradas. E incluso, hay otras término medio que no requieren de un nudo.

Se puede asegurar que, al estar la cuerda en buen estado o nueva, no habrá ningún caballo que la pueda romper.

Pasos para hacer una cabezada de cuerda

 

Los elementos que se encuentran en la cabeza de todos los caballos son construidos con una sola cuerda, lo que implica que no debes realizar corte alguno ni nada parecido.

Lo que debes asegurarte es que la cuerda tenga 6 metros y medio con 6 milímetros de diámetro. También se te recomienda que utilices la que venden para escalar, ya que tiene una buena durabilidad y una gran dureza.

Ahora sí, lo que debes hacer para realizar una cabezada de cuerda es lo siguiente:

1. Debes hacer un nudo a 137 centímetros de distancia, el cual conformará la carrillera del lado derecho.

2. Realiza otro nudo a una distancia de 21 centímetros del que acabas de hacer. Este será la garganta.

3. Haz otro nudo a 14 centímetros del anterior. Este nudo debe tener 13 centímetros de largo de un bucle, el cual será la barbada, e incluso será el lugar en el que ancles el ronzal.

4. Otro nudo lo debes realizar a 23 centímetros de distancia del anterior. Este corresponderá a la muserola.

5. Luego, a unos 25 centímetros del realizado antes, debes hacer otro nudo. El cual conformará la muserola número dos.

6. A unos 23 centímetros de distancia del anterior habrá situado otro bucle, que te permitirá deshacerte del anterior y unir ambos con un nudo fuerte.

7. Ahora debes parcialmente eliminar el nudo que realizaste en el paso número dos. Esto lo harás atravesándole con el cabo, colocarlos a la misma distancia y anudas ambos.

8. A una distancia de 21 centímetros del paso anterior, debes hacer otro nudo nuevamente con un bucle de aproximadamente 8 centímetros de longitud. Esto va a sustituir el cierre de la cabezada.

9. Deja 21 centímetros de medida y dirígete al nudo que está en la parte izquierda de la muserola; parcialmente la deshaces y atraviesa el cabo. Asegúrate de anudar bien ambas.

10. Teniendo en cuenta la misma medida, tienes que llegar al nudo que está en el lado derecho de la muserola. Allí realizas el mismo paso anterior.

11. A 21 centímetros de distancia debes deshacer parcialmente también el nudo de la carrillera hecha en el primer punto. Traviesas el cabo y anudas bien ambos.

12. Como último paso, terminas la cabezada al cortar ambos cabos para así tener un resultado parejo.
Aunque parezca algo complicado realizar esta cabezada de cuerda, lo cierto es que con algo de práctica y constancia podrás llegar a realizarlo con éxito.

 

Función de la cabezada

 

La función principal de las cabezadas de cuerda es conducir al caballo mediante el manejo de unas riendas el cual va a realizar el jinete. Va a depender del fin con el que se necesite la cabezada.

Pueden ser de una manera o de otra, debido a que cada cabezada cumple una función diferente. Las cabezadas las componen los siguientes elementos:

• El ahogadero: se encuentra anudado justo en la quijada de nuestro caballo. Entre la quijada del caballo y el ahogadero se debe poder pasar una mano por allí.

• La frontalera: está ubicada en la frente del caballo y sujeta la cabezada.

• La embocadura: forma parte en la cabezada, se encuentra internamente en la boca del caballo, donde se pueden dar bocados.

• La muserola: aunque no en tan necesaria que la tenga la cabezada, de igual modo es recomendada tenerla.

 

Material de las cuerdas

 

Los materiales o fibras vegetales utilizados para fabricar las cuerdas son el cáñamo y el esparto. En cuanto al esparto no es tan resistente, pero el cáñamo ha sido el material ideal para la fabricación de las cuerdas.

A pesar de no ser materiales tan duraderos, lo importante es que para la cabezada de cuerda es muy útil ya que resultan ser muy suaves tanto para el animal como para las manos de la persona que lo manipula.

Cuando ya se han utilizado las mismas cuerdas durante un tiempo prolongado, estas se vuelven dúctiles y suaves, no queman las manos, aunque no se esté utilizando guantes; no cortan y brindan un buen agarre.

 

Tipos de cabezadas

 

Nos encontraremos con diferentes tipos de cabezadas, entre ellos están:

• De dar cuerda: se utilizan al ejercitarse en el momento en que los jinetes están dirigiendo desde tierra al caballo.
• De cuadra: es la cabezada que facilita manejar con la mano al caballo y poder amarrarlo.
• Vaquera: tiene un mosquero que se compone de varias tiras puestas de cuero que van encima de la frente del caballo y así espantarle de los ojos las moscas.
• De montar: son para las prácticas de salto o doma clásica.

Leave a Reply

*