Correcta Alimentación del Caballo

¿Qué tipo de alimentación requiere un caballo? Aunque la variedad de alimentos para ellos es bastante variada, no es esto lo único que debemos considerar para tener un caballo bien alimentado. Puesto que cada caballo es diferente, también amerita de una alimentación diferente, o adaptada a sus necesidades. La alimentación del caballo es algo que requiere atención.

A esto le agregamos que para poder definir el tipo y la cantidad de alimento que debe recibir el caballo, es necesario considerar algunos otros aspectos. Entre estos tenemos: su raza, su edad, su peso, su salud, el tipo de trabajo que realiza y hasta el clima donde se encuentra. Tomar en cuenta estos factores es lo que nos ayudará a determinar cuáles de los productos que se encuentran disponibles en nuestra zona son los que mejor se adaptan a las necesidades que debemos cubrir en el caballo.

Esto nos permite comprender que la alimentación del caballo no es algo que debemos tomarnos a la ligera. Si queremos darle el cuidado que merece y ayudarlo a mantenerse saludable, es apropiado que tomemos en serio la manera como los alimentamos. Y aunque requiere dedicación, también es una forma de proteger lo que es nuestro.

Alimentación del caballo

Alimentación del caballo

Alimentación equina

Para alimentar un caballo cumpliendo con los requisitos claves para mantenerlo bien cuidado, es necesario contar con 5 ingredientes fundamentales. Estos representan el alimento básico que debemos suministrar, por lo que es apropiado mantener nuestras reservas de ellos. A continuación listamos cuales son:

El pasto

Una de las principales fuentes de alimentos del caballo es el pasto. El pasto forma parte esencial de su dieta, además de ser su comida más natural. Sin embargo, el hecho de que tengamos un campo que esté verde, no necesariamente significa que este sea pasto o alimento suficiente y adecuado para el caballo. Adicional a esto, es apropiado recordar que una buena alimentación también requiere un pasto que sea de buena calidad.

Por ser parte principal de la alimentación, el pasto es uno de los ingredientes que más consume el caballo, lo come en grandes cantidades. Esto nos deja ver la necesidad de contar con áreas limpias de estiércol, bien cuidadas, que puedan suministrar la cantidad que sea necesaria para cuidar de ellos. Considerando incluso que existen algunas zonas que en buena parte del año no nos permiten contar con la tranquilidad de tener pasto suficiente.

Alimentación del caballo - El pasto

Alimentación del caballo – El pasto

El heno

El heno también forma parte de la alimentación principal de un caballo; es uno de los carbohidratos esenciales. Los caballos consumen grandes cantidades de heno cada día; una cantidad equivalente al 1 o 2 % del peso corporal del caballo. En vista de estos datos, es necesario contar con suficiente de este alimento. Ahora bien, al hablar de alimentación adecuada, también debemos recordar que no es solo suministrar heno, sino que este debe ser adecuado para no afectar la salud ni la alimentación del caballo. Es por eso, que hacemos bien en repasar algunos puntos importantes para seleccionar el heno más conveniente para lograr el objetivo.

  • Es necesario hacer una inspección adecuada del alimento. El heno debe estar libre de polvo. La razón básica por la que debemos cuidar este aspecto, es que el polvo en el heno puede ocasionar problemas respiratorios en el caballo. Una manera de hacerlo pudiera ser agitando bien las pacas de heno para luego suministrarlas. También, como medida de precaución se puede remojar el alimento antes de alimentar al caballo.
  • También es necesario asegurarse de que las pacas no contengan moho. Suministrar como alimento heno que contenga moho, puede ser el causante de cólicos en el caballo.
  • Además, resulta adecuado verificar que las pacas de heno no estén calientes.
Alimentación del caballo - El heno

Alimentación del caballo – El heno

Además, cuando hablamos de heno, también podemos identificar tres formas básicas en su presentación, como son: heno de hierba, heno de alfalfa y una combinación de la hierba y la alfalfa. En vista de que la alfalfa contiene un nivel de proteínas más enriquecido que el del pasto, tiende a ser más común su uso. Y en algunos otros casos, es bastante común que se realicen combinaciones de estos componentes para la preparación de alimentos para caballos.

Los concentrados

El tercer integrante para la buena alimentación de los caballos. En la alimentación, los concentrados juegan un papel importante en el complemento de la alimentación. Aunque debemos aceptar que no son el principal elemento en esta. Con este término hacemos referencia a los cereales, los alimentos dulces y a los alimentos manufacturados. Estos alimentos pueden comprarse y vienen formulados para las diferentes etapas de la vida de los caballos, desde los potros en desarrollo hasta los equinos ya en etapa adulta.

La razón de utilizar los concentrados en la alimentación es para lograr la nutrición completa del caballo. Sabemos que solo con el uso del heno no se conseguiría la proporción completa para el cuidado de los caballos, especialmente en el caso de los utilizados para realizar trabajos fuertes, en casos de yeguas preñadas o de las que amamantan y en el caso de los potros en pleno desarrollo y crecimiento.

Sin embargo, es necesario recordar que los concentrados se utilizan como un complemento de la alimentación, esto es, porque proporcionar exceso en granos a los caballos, puede ser causal de problemas en ellos.

Alimentación del caballo - Los concentrados

Alimentación del caballo – Los concentrados

El agua

El agua es un factor importantísimo y vital que debemos suministrar para alimentar un caballo. Los caballos beben mucha agua cada día. En promedio, requieren entre 18 y hasta 56 litros de agua diaria (o entre 5 y hasta 15 galones). El agua contribuye a que el caballo no sufra de cólicos. En vista de esto, es necesario tener un buen suministro de agua limpia. Es apropiado asegurarse de que el caballo tenga a disposición agua a la que pueda acceder en cualquier momento. O en caso de no dar un acceso completo, darle agua un mínimo de 2 veces al día. Debe esperarse hasta que termine de beber. Solo en el caso de que el caballo se encuentre muy caliente después de realizar trabajo, no se permitiría libre acceso al agua; por el contrario, se le darían pequeñas cantidades y poco a poco.

El suministro de agua debe estar limpio. Para esto es adecuado lavarlo todos los días con el uso de una manguera. También hay que evitar que se congele, quizás en algunos casos durante el invierno, instalando un calentador en el tanque de agua.

Alimentación del caballo - El agua

Alimentación del caballo – El agua

Sal y minerales

Como quinto elemento importante de la alimentación, indicamos que la sal y los minerales deben estar al alcance de los caballos. Así mismo, también un suministro adecuado de las vitaminas, las proteínas, las grasas, y los minerales, con un propósito suplementario. Estos permiten cubrir cualquier otro aspecto que sea necesario para lograr una nutrición completa. Ahora bien, aunque todos estos son importantes para la nutrición, es apropiado recordar que no se requieren en grandes proporciones. Sin embargo, antes de decidir usarlas y antes de seleccionar cuáles utilizar, es mejor consultar con el veterinario, quien nos indicará la manera y las cantidades más convenientes para el caballo; así nos aseguraremos de no excedernos tampoco en este campo, porque el exceso de vitaminas también pudiera ocasionar tantos problemas como lo haría una deficiencia de estas.

Recomendaciones para la alimentación del caballo

  • Es muy ventajoso establecer un horario para la alimentación del caballo. El propósito es establecer un horario regular para que el caballo pueda tener una hora entre las comidas y el trabajo. No lo alimentes antes o inmediatamente después de hacer algún ejercicio, ya que esto puede afectar su digestión. Y como regla principal, alimentarlo con regularidad y poco a poco. Puede ser 2 o 3 veces por día, buscando lo mejor para él.
  • Aunque un caballo puede comer solo lo que necesita, también es posible que coma en exceso y de forma impaciente, si tuviera la oportunidad de hacerlo. En vista de esto, debemos ser vigilantes al peso del caballo y ajustar las comidas si fuera necesario hacerlo. Todo esto porque la sobrealimentación, puede ocasionar enfermedad y evitaría tener un caballo saludable.
  • Consulte al veterinario para establecer una dieta que se adapte al caballo y mantenga las recomendaciones recibidas. Si tuviera que realizar algún cambio en el régimen alimenticio, estos no deben hacerse de forma drástica. De lo contrario, puede afectar al caballo hasta el punto de ocasionar dolor intenso que debiera ser atendido quirúrgicamente. Por lo que lo más acertado es realizar los cambios de forma gradual, para que pueda asimilarlos correctamente.
Cuida la alimentación del caballo

Cuida la alimentación del caballo

Alimenta al caballo en base al peso que deseas que tenga. No necesariamente debes alimentarlo en función del peso que ya tiene. Para hacerlo, debes determinar primero qué peso quieres que tenga el caballo. Eso te dará la clave para ajustar el peso tanto del que se desea que aumente como también en el caso de los que tienen sobrepeso para que lleguen al nivel deseado.

Te recomendamos leer los siguiente artículos:

Leave a Reply

*