Plaza de Toros

Una plaza de toros es un anfiteatro cerrado donde se puede practicar la tauromaquia y otros espectáculos. Estos recintos son generalmente circulares y descubiertos.  Sus estilos arquitectónicos varían dependiendo del año de la construcción aunque predominan las del estilo neomudéjar.

Resultado de imagen de La Maestranza

También existen las plazas de toros portátiles, las cuales generalmente son metálicas y se instalan ocasionalmente en ciudades o pueblos que no tienen una plaza de toros fija.

Plaza de Toros famosas

La Maestranza, Sevilla

La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla o la Maestranza, es la plaza de toros más antigua de España. Es la sede de la corrida de toros que se realizan en el marco de la Feria de Abril de Sevilla, una de las fiestas taurinos más importantes. Es un importante centro de atracción turística de la ciudad y está entre los monumentos más visitados de la misma.

Resultado de imagen de La Maestranza sevilla

Historia de La Maestranza

En 1749 se comienza la construcción de un recinto circular en la montaña del Baratillo en sustitución de la plaza de toros rectangular ubicada en el lugar. Posteriormente, en 1761, se emprende la construcción por octavas, equivalente cada octava a cuatro arcos. En esta primera etapa de construcción los maestros de obra son Francisco Sánchez de Aragón y Pedro y Vicente de San Martín.

La fachada interior de la plaza llamada “Palco del Príncipe” se concluye el 1765. Esta lonja consta de dos cuerpos: la puerta de acceso a la plaza y por la que salen los toreros triunfadores, y la lonja propiamente dicha, de uso exclusivo de la Familia Real. Formado en su parte superior por cuatro arcos sobre los que descansa una bóveda de media naranja, que en su parte superior está recubierta por azulejos blancos y azules. El grupo escultórico que remata es obra del escultor portugués Cayetano de Acosta. La Lonja fue realizada para el Infante de España, Felipe de Borbón, hijo de Felipe V y de Isabel de Farnesio.

En 1786, Carlos III prohíbe la celebración de corrida de toros y se paralizan las obras y se dan por concluidas, aunque sólo se había construido un tercio de la plaza. De esta etapa es también la antigua Lonja de la Diputación posteriormente denominada de “Ganaderos”, ubicada sobre la “puerta de toriles” y ante la Lonja del Príncipe.

La cubierta de las gradas de la mitad de la plaza se terminó al cabo de 34 años, a la izquierda y derecha de la Lonja del Príncipe queda abierta una panorámica de la Catedral y la Giralda desde la grada, como quedó reflejado en un gran número de estampas de la época.

En 1868 la Lonja de la Diputación se encontraba en un estado tan lamentable que se acomete la mejora de éste, poniendo un suelo nuevo y una balaustrada de mármol, además del escudo de la Real Maestranza de Caballería, obra escultor italiano Augusto Franchy. Además se realizó la construcción de cinco balcones a cada lado de la Lonja de la Diputación, donde actualmente se encuentra el reloj de la plaza.

Las obras finalizaron en 1881 y en sus dos terceras partes estaba construida en piedra trabajada y el resto en madera.

Plaza de toros de Valencia, Valencia. (1860).

La Plaza de Toros de Valencia fue construida entre los años 1850 y 1860 en el solar de una plaza anterior que por problemas de presupuesto nunca llegó a terminarse. Es de estilo neoclásico, inspirada en la arquitectura civil romana, el teatro de Flavio Marcelo (Coliseo), o el anfiteatro de Nimes (Francia).

Resultado de imagen de Plaza de toros de Valencia

Fue construida y diseñada por el arquitecto valenciano Sebastián Monleón Estellés. Formada por un cuerpo poligonal de 48 lados, con más de 17 metros de altura y 52 de diámetro del ruedo. Con estas dimensiones la hacen una de las plazas más grandes de España. Está situada junto a la Estación del Norte de Valencia.

Durante el paso de los años, su gestión ha ido alternándose, habiendo sido gestionada directamente por la propia Diputación de Valencia o por empresas privadas. Hoy en día pertenece al Hospital General de Valencia, siendo administrada por la Diputación Provincial.

Dispone de accesos con las líneas 3 y 5 de Metrovalencia en la estación de Xàtiva.

Plaza de Toros de Vistalegre, Madrid. (1908-1995, reconstruido en 2000)

El Palacio de Vistalegre es un pabellón multiuso del barrio de Carabanchel, en la ciudad de Madrid. Se construyó sobre una antigua plaza de toros conocida como la chata, y la función inicial del nuevo pabellón inaugurado en 2000 era también acoger corridas de toros.

Resultado de imagen de Plaza de Toros de Vistalegre

Tiene una capacidad para 15.000 personas, con todo el pabellón cubierto y climatizado. Aparte de su función original, el palacio acoge también actuaciones musicales y eventos deportivos. Entre 2002 y 2005, el Club Baloncesto Estudiantes jugaba sus partidos como local y hasta 2010 jugaba la sección de baloncesto del Real Madrid.

Plaza de Toros de la Monumental, Barcelona. (1914).

La Plaza de Toros de la Monumental fue una plaza de toros de la ciudad de Barcelona donde se practicó la tauromaquia entre el 12 de abril de 1914 y el 25 de septiembre de 2011. Inaugurada en 1914 con el nombre de “El Sport” , fue rebautizada en 1916 con el nombre de “La Monumental”. Está situada en la confluencia de la Gran Vía de las Cortes Catalanas y la calle Marina, en el barrio del Fort Pienc de Barcelona. Tiene un aforo de 19.582 localidades.

Resultado de imagen de Plaza de Toros de la Monumental

Historia  de la Plaza de Toros de La Monumental

El auge de los toros en Barcelona motivó que los empresarios Luis del Castillo, Rafael Alba y Abelardo Guarner se decidieran a construir una nueva plaza de toros en el ensanche, en unos terrenos de la familia de Pere Milà i Camps, hombre de negocios y diputado en las Cortes Españolas, conocido por ser el propietario de la casa Milà. En 1914, la nueva instalación entró en funcionamiento con el nombre de Sport. El edificio, obra de Joaquim Raspall, tenía una fachada de estilo novecentista.

Poco después, el éxito de los espectáculos taurinos provocaron una remodelación y ampliación, que se encargó al arquitecto Ignasi Mas i Morell, en colaboración con Domingo Sugranyes, los cuales añadieron una corona exterior acabada en 1916, que es la fachada que actualmente vemos de estilo mudéjar y bizantino, con un aire modernista. Desde el primer momento, La Monumental adquirió un gran prestigio por la categoría de los carteles que ofrecía, siendo considerada una de las tres plazas más prestigiosas de España, junto con la plaza de Las Ventas de Madrid y La Maestranza de Sevilla.

Durante la guerra civil la plaza de toros acogió, los primeros tiempos, mítines de dirigentes republicanos. Las escasas corridas de ese momento se habían hecho en las Arenas, hasta que la Dirección General de Seguridad las había prohibido. Durante la segunda mitad de la guerra, La Monumental se convirtió en un garaje y almacén de chatarra, y se quitaron parte de los bancos de asientos de madera para construir unas rampas por las que circulaban los vehículos.

Por la arena pasaron los mejores toreros de todas las épocas, viviendo su máximo momento de esplendor durante las décadas de 1940 y 1950, con dos y hasta tres corridas semanales. La plaza fue propiedad de la familia Milà i Camps hasta que en 1946 la viuda de Pedro Milà la vendió al empresario taurino Pedro Balañá y Espinós.  En los años 1970 la actividad taurina se redujo, debido a los cambios sociales y en la eclosión de la conciencia animalista, hasta que a finales del siglo XX la aparición de José Tomás le reportó nuevas tardes de gloria.

La última corrida de toros se celebró el 25 de septiembre de 2011, durante la Fiesta Mayor de Barcelona, ​​tres meses antes de la entrada en vigor de la abolición de las corridas de toros en Cataluña, acordada por el Parlamento de Cataluña . Fue la última plaza de Barcelona donde se celebraron corridas de toros, tras la desaparición de la “Plaza de El Torín”, inaugurada en 1834 en el barrio de la Barceloneta y cerrada en 1923, y la plaza de las Arenas, inaugurada en 1900 en la Plaza de España y activa hasta el 1977. Además de eventos taurinos, La Monumental ha sido escenario de actos musicales, políticos y espectáculos de circo.

 

Plaza de Toros de Las Ventas, Madrid

La Plaza de Toros Monumental de Las Ventas es la mayor plaza de toros de España, y la tercera más grande del mundo después de la plaza de Ciudad de México y de Valencia (Venezuela). Es situada en Madrid y es una de las más importantes del mundo.

Resultado de imagen de las ventas madrid

Inaugurada el 17 de junio de 1931, con el nombre de Plaza de las Ventas del Espíritu Santo, por ser el nombre de la zona en aquella época, aunque no será hasta 1934 que entrará en funcionamiento de forma definitiva.

Fue diseñada por el arquitecto José pelado en estilo neomudéjar en ladrillo visto sobre una estructura metálica. La decoración, obra de Manuel Muñoz Monasterio, se realizó a base de cerámicas con los escudos de todas las provincias españolas y otros motivos puramente decorativos.

Tiene capacidad para unos 25.000 espectadores. El ruedo mide 60 metros de diámetro y el ancho del callejón es de 2,2 metros. Sus localidades se distribuyen en 10 tendidos, divididos en tendido, grada y andanada. La temporada de toros comienza en marzo y termina en octubre, destacando los días de la Feria de San Isidro. Desde 1951 se encuentra en sus dependencias el Museo Taurino.

 

Plaza de toros de Las Arenas, Barcelona

La Plaza de toros de Las Arenas fue una plaza de toros situada en la plaza de España de Barcelona donde se practicó la tauromaquia entre el 29 de junio de 1900 y el 19 de junio de 1977. Tras la reforma integral de la edificio en 2011 se reabrió como centro comercial con el nombre de Las Arenas.

Resultado de imagen de las arenas

Hoy en día es un centro comercial

Fue construida con el tradicional estilo neomudéjar por el arquitecto August Font i Carreras.

Historia y arquitectura de la Plaza de toros de las Arenas

La plaza de las Arenas fue construida por iniciativa de José Marsans, fundador de la Banca Marsans y Viajes Marsans. Este posteriormente arrendó la plaza a Pedro Balañá y Espinós, en 1927. La construcción de esta plaza permitía sustituir la plaza del Torín de la Barceloneta que había quedado pequeña.

Las Arenas se inauguró el 29 de junio de 1900 y el 19 de junio de 1977 se celebró la última corrida de toros. En 1988 la Feria de Barcelona planteó de derribarla para construir un pabellón, lo que finalmente no se hizo debido al litigio sobre la preservación del edificio. En 1989 el Ayuntamiento de Barcelona comenzó un proceso de expropiación que no se completó.

Diez años más tarde, en 1999, el grupo Sacresa de la familia Sanahuja compró la plaza para construir un centro de ocio. La compra se hizo por 2.000 millones de pesetas y se encargó el proyecto arquitectónico de reforma Richard Rogers.

Plaza de Toros de Bocairent

Es la más antigua de la Comunidad Valenciana, fecha de 1843. Es una pieza única y singular por su originalidad, ya que está excavada en su mayor parte en roca viva. La configuración montañosa del terreno dota a la plaza de una peculiar distribución que hace que se pueda acceder a piso plano tanto en la puerta de arrastre como en el palco presidencial en lo más alto. Su aforo actual es de 3.760 localidades. Dispone de 6 corrales, matadero, enfermería y capilla.

Resultado de imagen de Plaza de Toros de Bocairent

La idea de la construcción de la Plaza de Toros fue de D. Manuel López Rovira, Enguera y afincado en Bocairent, donde tuvo una fábrica de paños. Durante la primera mitad del siglo XIX, la industria textil sufrió una fuerte crisis y para remediar el desempleo existente, en una reunión del gremio local se le ocurrió la idea de construir una plaza de toros.

Y así, los obreros textiles cambiaron las lanzaderas por picos y comenzó el desmonte del motícul llamado “la Serreta” y día a día, fueron apareciendo gradas irregulares; hasta los mismos refugios fueron excavados dentro de la roca, al pie de las localidades de barrera.

Esta plaza ha sido siempre cuna del toreo y trampolín para torear en plazas más grandes. Por ella han pasado las más grandes figuras del toreo de todos los tiempos. Actualmente se continúan realizando corridas de toros además de actividades culturales, deportivas o festivas en época estival.

Leave a Reply

*